Estudios buscan prevenir mortal epidemia en Centroamérica

Según datos de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), solo en este año 132 guanacastecos sufren de enfermedad renal crónica.

Un reciente taller arrojó nuevos avances en el estudio y prevención de esta enfermedad que ha sido catalogada como una epidemia que también afecta a otros países de Centroamérica.

La Epidemia de Nefropatía Mesoamericana (MeN por sus siglas en inglés), es el nombre que se le da a la epidemia de la enfermedad renal crónica de causas no tradicionales en la región.

Esta es considerada como uno de los problemas de salud pública más importantes en Centroamérica, donde a lo largo de la costa del Pacífico en El Salvador, en los municipios de León y Chinandega en Nicaragua y en algunos cantones de la provincia de Guanacaste en Costa Rica, los casos de falla renal han venido en aumento.

De acuerdo con Jennifer Crowe, investigadora del Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas de la Universidad Nacional (IRET-UNA), “hubo consenso en que la MeN tiene un componente predominantemente ocupacional. Hay evidencia creciente sobre el papel causal del trabajo extenuante, el calor y la rehidratación insuficiente como factores de riesgo; y se ha progresado en la clarificación de las vías fisiopatológicas del estrés por calor que conduce a la enfermedad renal crónica.

Por ende, se justifica realizar estudios de intervención para reducir estos factores en trabajadores de alto riesgo y, de hecho, ya se inició́ un importante estudio al respecto.

Sin embargo, se considera que hay otros componentes que también pueden jugar un papel importante, posiblemente en combinación con estos últimos.

La exposición a algunos agroquímicos específicos o a otros agentes tóxicos aún desconocidos, requieren ser evaluados como posibles factores de riesgo relacionados con el origen o la evolución de la enfermedad.

Con base en los estudios realizados a la fecha, no existe evidencia sobre la exposición a metales pesados o alcohol como factor único o como factores de riesgo importantes para la MeN”, cita la declaración sobre los resultados del Taller.

El comité también coincidió en que se debe clarificar el papel de los agentes infecciosos, los anti-inflamatorios no esteroideos AINEs, la susceptibilidad genética, las interacciones genético-ambientales y los determinantes sociales, como factores contribuyentes para la aparición y la evolución de la enfermedad.

De acuerdo con Crowe, quien también forma parte de este Comité científico, los participantes en el taller también enfatizaron la necesidad de analizar los factores sociales y económicos que promueven la enfermedad, incluyendo las condiciones de trabajo, el desempleo, el empleo precario y la pobreza en general, a través de estudios tanto comunitarios como en lugares de trabajo.

La enfermedad renal crónica se presenta, mayoritariamente en hombres y ha quitado 400 años de vida a la población afectada de la provincia, en especial, los habitantes de Cañas, Bagaces, Filadelfia y Carrillo.

Por La Prensa Libre Costa Rica

TO READ THE ORIGINAL ARTICLE CLICK HERE

Please follow and like us:
Follow by Email
Facebook
Google+
https://isaresource.com/2016/12/03/estudios-buscan-prevenir-mortal-epidemia-en-centroamerica/
Twitter